Recomendación literaria: Momo de Michael Ende