Del video game a la mitología