Esta técnica si no me equivoco la vi en The Princess and the Rock y realmente me encantó. Los materiales son muy sencillos:

  • Plancha de acetato
  • Pinceles
  • Acrílicos
Si hay algo que me dejó el año y medio que pasé por la facultad de arquitectura, es que no hace falta comprar las planchas de acetato sino que podemos usar esas viejas radiografías que solo guardan polvo en casa; además de ser una buena manera de reciclar.
El siguiente proceso aunque no lo parezca es necesario. Debemos ‘blanquear’ las radiografías por lo que necesitamos poner en una palangana grande o en la bacha de la cocina, lavandina rebajada con agua. Ahí dejamos las radiografías por una hora más o menos.
Luego las enjuagamos bien pues quedarán algunos rastros de “tinta” en la misma que necesitamos limpiar. Además no olviden que las radiografías se revelan con productos químicos asique enjuaguen y laven bien bien toda la bacha y en lo posible no dejen que este paso lo hagan los niños, aun los más grandecitos. No olviden tampoco lavarse luego bien las manos.
Luego de que las radiografías queden transparentes (aunque con el natural tono celeste) las pintamos todas de negro, bien cubierto y tratando de aguar poco los acrílicos para que quede bien cubierto todo.
Las dejamos secar un rato y manos a la obra!

Dibujamos raspando con una punta de regla o destornillador o lo que sea similar. Para que sea más fácil con un pincel mojado en agua vamos dando las formas y pasando rápido antes que se seque la punta de la regla por la forma para dejar las líneas blancas. El pincel con agua hace que se ‘ablande’ el acrílico seco y sea más fácil de dibujar, sino tendremos trabajo extra para que quede el dibujo.

Si bien ya así quedaría una imagen bastante original, pueden darle toques de color. Damos vuelta la radiografía y pintamos por el lado que no tiene acrílico. Podemos cubrir incluso de manera “desprolija” total en las partes en negro no se verá luego el color.

Cuando finalmente se seque la pintura, tendremos un dibujo similar a este. Con toques de color que se verán como si en vez de pintarlos con acrílico lo hubiéramos hecho con pasteles.

Es muy divertido, a mi nene  le encantó, asique no dejen de probarlo.

Si quieren compartir imágenes en comentarios pueden dejarnos las suyas. Primero súbanlas a alguna plataforma como google drive o imgur y copien la url de la imagen. Luego pegan en el comentario ese link y listo! Me encantaría que nos compartan qué hicieron!

¿Querés educar en forma autodidacta?

Recibe un descuento especial para este E-book exclusivo
para suscriptores!



Desarrollo del aprendizaje autodidacta y por proyectos

4 Comentarios

  1. Avatar beatriz dangelo 23 septiembre, 2015 en 10:55 am

    me encanta aprender a reciclar

  2. Avatar teresita nuñez 29 mayo, 2015 en 4:25 pm

    Hace unos años que pinto sobre radiografías, mariposas. es bueno aprender nuevas técnicas, gracias

  3. Avatar Tere 12 agosto, 2014 en 11:13 am

    Me gustó mucho, porque yo tambien lo hago y utilizo tambien las botellas de gaseosas con una técnica similar. R reciclo todo, enseñando a los niños y adolescentes a reutilizar.
    Te invito a visitar mi canal de Youtube
    matemática espíritu y arte
    y te comparto los artículos de mis blogs
    matematicaespírituyarte.blogspot.com
    tejiendoenpapel.blogspot.com
    prosperarsininversion.blogspot.com

    1. Paula Paula 12 agosto, 2014 en 7:17 pm

      Gracias Tere! te estaré visitando seguro! nos encantan hacer estas cosas!
      Saludos