No hace mucho les contaba que estaba contenta con el entusiasmo que TO iba poniendo para aprender a leer y escribir. Y si bien en él todo es un tanto volátil, y de hecho estuvo casi todo Marzo resistiéndose de nuevo a practicar, eso de que en algún momento le iba a cambiar el chip como tanto me decían, finalmente se dio.

Le tomó el gusto a esto de chatear con algunos amiguitos- hizo especial amistad con F. otro niño homeschooler- y a partir de ahí se lo puede escuchar leyendo, lento pero leyendo, lo que le escriben y respondiendo en consecuencia.

Debo decir que ahora vuelve loco a medio mundo, le escribe a todos, y aprovecho a agradecer a las mamás más cercanas que tiene amistadas y que le responden con tal que practique.

Lo bueno de todo esto no es solo que haya adquirido una habilidad para mí muy valiosa; sino que él está desarrollando algo tan importante como la autonomía. Ahora puede buscar lo que le gusta aprender sin tener que venir a mí o copiar de otro lado cómo escribir los términos de búsqueda. Ahora se lo puede ver poner en youtube, por ejemplo, “plantas carnívoras” o “conejos” y ver cómo aprende aquello sobre lo que le interesa.

El día del taller intensivo se había quedado con su hermana en lo de los tíos y se llevó él solito 3 libros con los que estuvo practicando lectura con ayuda de su tío. Y yo feliz de que al fin la familia también colaborara en estos procesos.

Y mamá también aprendió. Aprendió que hay que saber esperar y confiar.

[piopialo vcboxed=”1″]Aprendió que la necesidad y el interés es el mejor motor para aprender[/piopialo]

 

1 Comentario

  1. Avatar Dialoguista 27 abril, 2016 en 8:38 am

    Siiii, él solito iba a querer, la curiosidad de los chicos, la búsqueda de autonomía, es algo natural, SUPER NATURAL de la evolución del ser humano. No hace falta más que saber esperar. Pero casi nos saca canas verdes de los nervios jajajaja Naaaa, Aguante Toti, con sus tiempos, nos enseñó a todos! Tomá! jajajaja