viajes

/

Un paseíto campestre por San Antonio de Areco

Después de un sábado cumpleañero tranquilo y apasible (fue mi cumple!) en el que reinó un calor desesperante, con E. no pudimos dormir. Los chicos se durmieron casi a las 3 de la mañana, yo a las 8!!! y cuando me levanté cerca del mediodía mi querido marido seguía en la pc pegado al ventilador.

Más
/

Un paseíto campestre por San Antonio de Areco

Después de un sábado cumpleañero tranquilo y apasible (fue mi cumple!) en el que reinó un calor desesperante, con E. no pudimos dormir. Los chicos se durmieron casi a las 3 de la mañana, yo a las 8!!! y cuando me levanté cerca del mediodía mi querido marido seguía en la pc pegado al ventilador.

Más
Este sitio usa cookies las cuales pueden guardar data personal para mejorar tu experiencia en el sitio.