Placeholder Photo

Sin luz pero con creatividad!

Comenzar
T. escribiendo letras

Nadie podría negar que esta Primavera se vino caprichosa y llorona. Días de lluvia abundan y durante la última gran tormenta del Lunes en la que, obviamente, nos quedamos sin luz pues jugamos de lo lindo.

Primero estrenamos una crema de afeitar comprada especialmente para trabajar el aspecto sensorial con T. y de paso cañazo repasar, jugando, algunas letras y números. Por supuesto que R. no se pudo contener y rememorando sus días de jardín de infantes se prendió en la actividad. ¿Por qué será que a los chicos les encanta enchastrarse las manos?
No solo repasamos algunas letras, como las vocales mayormente, y algunos números muy básicos como el 1 y el 2 sino que armamos paisajes, mapas inventados y algún pequeño relato mientras T. dibujaba esos mapas fantásticos.

 

R.dibujando
La verdad que la espuma que compré no fue del todo genial, se pegoteaba espantosamente y R. no dejaba de aclararme que no era igual a la que usaba en el jardín. ¡Maldita memoria mía que no me deja acceder a qué marca le había comprado en aquel entonces!.

Finalmente cuando la tarde terminó dejándonos a oscuras recurrimos a la luz de emergencia para jugar al archiconocido tutti frutti, juego con el que mi hija está fascinada y que debe de heredar de mamá ya que no me pregunten porqué es un juego que siempre adoré. Con ella usamos las categorías típicas de nombre, comidas, colores, etc. pero cuando crezca padecerá seguramente esas categorías extrañas que solíamos poner con mis amigos en las horas libres del secundario como marcas, artistas, comienzos de versos, químicos, etc.

 

Cadáver exquisito
Del tutti frutti pasamos al cadáver exquisito. Ideamos dos cuentos con R. a partir de frases expuestas y frases ocultas. Los textos fueron claramente muy divertidos y locos pero sepan disculpar que me los reserve para mi hija que me comentó que quería subirlo a su blog.
Y finalmente terminamos la ya noche haciendo un collage con recortes de revistas donde mezclamos las distintas partes del cuerpo. Engendros al mejor estilo Frankenstein fueron todo un éxito tanto de R. como de T, quien armó dos figuras a partir de lo que íbamos recortando. Nunca agradecí tanto haber guardado revistas viejas. Les dejo las imágenes más abajo para que disfruten de los detalles.

 

 

 

 

 

 

 

 

Paula Lago

Ex docente, siempre autodidacta y curiosa. Desde que inicié este camino mi vida ha cambiado rotundamente; me ha re-conectado con mi propio entusiasmo por el aprendizaje.
Amo la fotografía , la música , la literatura.
Ah! , también leo el tarot

Este sitio usa cookies las cuales pueden guardar data personal para mejorar tu experiencia en el sitio.