Placeholder Photo
/

Comprando libros

Comenzar
El viernes mi marido tenía que entrar más temprano al trabajo por lo que R y T tuvieron que madrugar para venirse al cole conmigo (algo que este colegio por ahora me permite hacer cuando es necesario). Asique luego de que tuvieran que comportarse en sala de profesores esperándome unas tres horas de clase- con recreos de por medio y un módulo libre mío- decidí que por la tarde bien les valía una recompensa asique aunque estamos un poquitín apretados para los gastos nos fuimos a una librería Yenny cercana a casa y nos dimos al placer de los libros.
Esta vez la idea era que eligieran un libro cada uno que reuniera en lo posible las tres B doradas: bueno, bonito y barato, algo esto último bastante improbable en este tipo de cadenas pero en fin. R. después de mucho mirar terminó eligiendo un libro de la serie Monster High, una serie que de pequeña le gustaba mucho. Debo admitir que hubiera preferido otro libro, de hecho estuvo casi a punto de elegir un libro de experimentos de una serie que lamentablemente no anoté el nombre pero que tenía fantásticos libros sobre ciencias divididos por temáticas (experimentos con la luz, con agua, etc). En fin, imperó finalmente el de los monstruos y hubo que aceptar.
T. por su parte en cuanto vio este libro que venía con pequeños pompones no hubo manera de convencerlo de elegir otro. No es que no me gustase el libro, como verán en las fotos es muy didáctico ya que enseña a los peques el trabajo manual de armar animalitos con pompones. El tema es que honestamente este material puede encontrarse fácilmente en la red y los pompones en los negocios de cotillón y hasta seguramente hubiéramos gastado menos dinero; pero también respeté su elección. Se pasó el resto de la tarde junto a su hermana armando mini mascotas.

Algunas producciones finales
En cuanto a mi, no iba a comprar nada salvo que encontrase algún libro sobre educación en el hogar. No tuve éxito; sin embargo no pude evitar comprar esta Biblia que si bien está pensada para adolescentes me pareció que bien serviría para los más pequeños. Hacía mucho que quería dar con una Biblia para ellos pero las que encontraba no me convencían demasiado.
Lo que me gustó de esta en particular es que cada pasaje viene con algunas explicaciones que instan a reflexionar sobre cosas que nos pasan hoy en día, reflexiones en lenguaje bien accesible y algunos «desafíos» para poner en práctica. Es una Biblia que al menos R. puede tomar y leer ella misma en cualquier momento mientras que T. también puede disfrutar de imágenes cuando se la lee. Y esto con el agregado de poder tener esta pequeña ayuda de propuestas de reflexión y acción.
Tengo que contarles que yo tuve una educación religiosa muy marcada. Mis padres trabajaban mucho en la Iglesia, fui a un Colegio de teatinos extremadamente estricto y hasta tengo un hermano sacerdote. Así y todo en cuanto terminé el colegio poco a poco dejé de asistir a misa y aun cuando soy muy creyente no practico la religión católica al extremo. 
Mi marido por otra parte tampoco tuvo la mejor de las experiencias habiendo sido criado por sus abuelos evangelistas, su abuelo era Pastor, su niñez fue bastante sufrida y carente de cosas muy básicas en un niño. No obstante entre los dos sabemos la importancia de que nuestros hijos tengan una vida espiritual y una educación donde Dios esté presente. Queremos que R  y T vivan en la Fe pero que esta sea natural, no impuesta, nacida del amor y del corazón y no de una mera idea filosófica. 
Si bien ambos están bautizados no me desespera que R. tome la comunión el año próximo, ni que luego sí o sí se confirme; de hecho si el día de mañana ella siente que Dios está más presente que nunca en el Budismo o en el Protestantismo, pues sabré acompañarla y respetarla. No quiero explayarme en el tema de la religión en este post que es nada más para contarles nuestro Viernes de visita a la librería y de lo que surgió de eso. Ya retomaremos este hilo y les contaré cómo nos va con la Biblia.

Paula Lago

Ex docente, siempre autodidacta y curiosa. Desde que inicié este camino mi vida ha cambiado rotundamente; me ha re-conectado con mi propio entusiasmo por el aprendizaje.
Amo la fotografía , la música , la literatura.
Ah! , también leo el tarot

Este sitio usa cookies las cuales pueden guardar data personal para mejorar tu experiencia en el sitio.