AfterSchooling Consciente

¿Qué es esto del AfterSchooling?

¿Porqué consciente?

¿Que tiene de común con el homeschooling y el unschooling?

Todos nosotros hacemos afterschooling, de forma consciente o inconsciente, porque en definitiva, todos aprendemos fuera de cualquier ámbito académico, todos estamos aprendiendo todo el tiempo. Pero el término remite a una práctica consciente de este aprendizaje. Y a una visión diferente de cómo encarar la educación de los hijos y por que no, la nuestra.

Pero para entender mejor tenemos que hablar de la educación en las instituciones, de si funciona como queremos y en la medida que queremos, y que cosas se enseñan allí. Además, de cómo nos paramos frente a esa educación. Si la tomamos como eje, o como suplemento, si la aceptamos a rajatabla, o la cuestionamos, si es nuestro centro, desde donde surgen todas las demás actividades del día, o si giramos en otro órbita.

La mayoría de las personas que no están de acuerdo idiológicamente con la escuela como institución, y su modo de enseñar; practican el homeschooling o el unschooling. Estas prácticas pueden tener que ver con problemáticas con la escuela o por ideología como decía al principio.

Pero hay otra gran cantidad de gente, que por muy diferentes razones, no puede, no se animan, o no es conveniente que se aparten de la escuela-institución. El homeschooling, unschooling, no es para todos. Eso es un realidad.

¿Pero que pasa entonces? Si, por la razón que sea, no hacemos educación en casa, entonces, hacemos educación en la escuela, y ya? ¿Debe ser una cosa o la otra? Para aquél que ha cuestionado la educación, sus formas, y ha leído y se ha interiorizado sobre el tema, no puede simplemente decir: bueno, no puedo esto, sigue en la escuela, así sin más. Son muchos los que piensan en el homeschooling y luego de analizarlo, no lo toman como opción, y se quedan con lo conocido, así tal cual esta. O sea, ven un extremo, no logran llegar a él, y vuelven al otro. Pero hay montón de opciones de camino intermedio.

Eso es lo que elegí y decidí para mi familia. Si bien hacemos afterschooling sin saberlo desde siempre. He sido mas consciente de ello, hace aproximadamente dos o tres años. Y ha habido muchos cambios progresivos a partir de entonces.

Poco a poco se acentuó la idea de la educación que quiero para mi hija, se acentuó el afterschooling, y el disfrutar del tiempo. Hasta el trabajar desde casa, por esa misma, y otras tantas razones.

  • Hacer afterschooling esta lejos de recargar la agenda de los niños después de la escuela.
  • Hacer afterschooling esta lejos de estar todo el día estudiando.
  • Hacer afterschooling esta lejos de ir en contra de la escuela, pero si de verla de manera crítica y pensante.
  • Hacer afterschooling no tiene para nosotras al menos, un organigrama, es una cosa libre, natural, y que nos da placer!
  • Hacer afterschooling es no delegar la educación de tus hijos, únicamente en la escuela.
  • Hacer afterschooling es estar involucrada activamente.
  • Hacer afterschooling es pensar la escuela como una parte mínima de la educación, solo una parte. Es pensar la escuela de manera completamente diferente.
  • Hacer afterschooling es cuestionarse cosas constantemente.

¿Y vos? Contame como piensas la educación de tus hijos!

 

3 Comentarios

  1. Avatar Rita 31 marzo, 2019 el 1:00 pm

    Hola que tal? Mi nombre es Rita recien vi en un programa de noticias esta idea de educaren casa y me llamo la atencion porque tambien soy docente y pues actulmente mi hija esta en la escuela publica y pues no sacan todo el potencial de ella y llega diciendo q se aburre incluso. Mi pregunta es como hacer con la parte de la socializacion?? Cabe destacar que soy imigrante y solo somos nosotros 3 en argentina, si decidiera hacer esto que me encantaria como podria manejar esa otra parte de la socializacion?

  2. Avatar Lorena 13 diciembre, 2018 el 12:40 pm

    Hola Gaby!! hermoso artículo donde nos enseñas cosas nuevas, al menos en los términos, jajajja yo ni lo conocía jajajja, pero no nuevas, como lo explicas muy bien en el artículo que es algo que hacemos siempre de una manera inconsciente.
    Digamos que es la vida misma, vivida con ganas de aprender, ser mejores, sentirse ´vivos etc.
    Hace tanta falta eso en cada familia día a día, lamentablemente y tristemente, pues los chicos cada día están más conectados, pero no pavadas no aprendiendo algo, no hay nadie que los guíe, los incentive, acompañe, en definitiva los registre, los tenga en cuenta, los valore y quiera.
    Dios quiera que comiencen a despertar y las cosas a cambiar pronto.
    Te felicito por tus ganas y creatividad. Un fuerte abrazo. Lorena.